El poder de los abrazos: qué son, beneficios, sus tipos y lo que significan

los abrazos

Los abrazos

¿Qué es un abrazo? ¿Cuál es su definición? Seguro que si vamos a la Real Academia Española tendremos una espectacular definición como “acción y efecto de abrazar”… “¡Ole, “peazo” de definición!” Estoy también seguro de que para cualquier persona esta definición será diferente ya que para cada uno los abrazos son y significan algo distinto, por supuesto dependiendo también de la persona con la que lo des y de la situación determinada.

Para mí los abrazos son la muestra de afecto más poderosa que existe. Tenemos miradas, tenemos las palabras, las caricias, incluso los besos, todos ellos para demostrar nuestro cariño a otras personas, pero para mí los abrazos están un paso muy por delante por todo el cúmulo de sensaciones que te hacen sentir.

No hay duda de que te acordarás de ciertos abrazos que recordarás con ternura y nostalgia: el abrazo que te daba tu madre cuando llorabas de pequeño, el que te daba (o te da) cierta persona especial, el que te daba (o te sigue dando) tu abuelo cuando le veías, el que te da tu hijo pequeño cuando hace un tiempo que no os veis, el que te das con cierto amigo cuando volvéis a quedar después de meses sin veros.

El contacto físico, el tocarse cuando hablas con alguien, las caricias, los besos y abrazos… Todas estas son diferentes muestras de afecto que son esenciales en las relaciones que tenemos con los demás. En nuestra identidad como seres vivos también somos seres sociales que necesitamos (sí, lo necesitamos) estar con otras personas y relacionarnos con ellas. Dependiendo de la esfera en la que nos movamos por supuesto que la forma en que expresamos nuestro afecto o cariño es diferente: no es lo mismo cómo expreso a un compañero de trabajo mi cariño en su cumpleaños dentro de la oficina, como fuera luego en el bar de abajo, como no lo expreso igual a mis padres, que a mis hermanos que a mis amigos o a mi pareja.

que es un abrazo

 

Para qué sirven los abrazos

Principalmente para demostrar a la otra persona que tenemos algo de afecto hacia ella. Aquí existen niveles y tipos de abrazos como veremos más abajo, ya que un abrazo puede servir para indicar multitud de cosas diferentes:

  • Te he echado de menos
  • Te echo de menos
  • Me alegra mucho verte
  • ¡Hemos ganado!
  • Estoy orgulloso de ti
  • Quédate conmigo
  • Me alegro por las noticias
  • ¡Felicidades!
  • Me encanta tu compañía
  • No te preocupes que todo va a salir bien
  • Aquí estoy para lo que necesites
  • Te deseo
  • Te quiero
  • Etc

 

Beneficios de los abrazos

¿De verdad necesitamos justificar de forma científica por qué es bueno dar abrazos? Creo que todo el mundo, desde el bebé más pequeño a la persona más mayor sabe qué se siente muy bien cada vez que recibe un abrazo. Podrá no saber las hormonas que segregamos o las partes de nuestro cuerpo que se activan, pero todo el mundo sabe cómo nos hace sentir un abrazo de nuestra madre, de nuestra pareja o de nuestro hijo.

A nivel científico existe un experimento que me fascina del que tuve noticia hace unos años: teniendo a unos cuantos recién nacidos, se eligieron a la mitad y a ellos se les aplicaron caricias, se les tocaba, etc. A la otra mitad solo se les alimentaba pero sin apenas contacto físico. Los resultados dieron que los que habían recibido contacto físico estaban más sanos y había ganado más kilos. Esto me dejó fascinado ya que ahí aprendí lo importante que es el contacto físico no solo a nivel emocional, social o psicológico, sino también a nivel físico. Si extrapolamos hacia el resto de edades, yo al menos saco como conclusión lo importante que es tener un contacto físico con nuestros hijos, durante toda la vida. Ya que incluso en la adolescencia (etapa en la que pueden rehuir más de este tipo de afecto), les seguirá afectando y aportando el hecho de que les abracemos, les besemos, les digamos que les queremos, etc.

Algunas investigaciones, han demostrado que la falta de caricias, puede provocar en el bebé un retraso en su desarrollo psicológico y una degeneración física que incluso le lleve a la muerte a pesar de tener el alimento y la higiene necesarios para sobrevivir. Cuando no recibimos una cantidad mínima de caricias entramos en un proceso de enfermedad. Y esto es válido a cualquier edad.

beneficios de los abrazos

A continuación os dejo con los beneficios físicos que nos ofrecen los abrazos:

  • Mejora la autoestima: los abrazos generan serotonina y dopamina neurotransmisores que aumentan el bienestar, la tranquilidad y la felicidad.
  • La producción de serotonina junto con el descenso de cortisol (hormona que favorece el estrés), supone también una reducción en los sentimientos de enfado, estrés, ansiedad o angustia.
  • Reduce la presión arterial: cuando nos abrazamos liberamos la hormona oxitocina a la vez que activamos unos mecanorreceptores de la piel llamados Corpúsculos de Pacini, los cuales son los encargados de reducir la presión arterial.
  • Libera la tensión del cuerpo al equilibrar y activar nuestro sistema nervioso.
  • Mejora el sistema inmune: Al recibir o dar un abrazo nuestro sistema inmunológico se activa y aumenta la creación de glóbulos blancos.
  • Relaja los músculos: al ser la oxitocina antiinflamatoria cuando abrazamos nuestros músculos se relajan.
  • Reduce el riesgo de padecer demencia.
  • Rejuvenece el cuerpo: Cuando damos un abrazo, estimulamos el proceso de transporte del oxígeno a los tejidos. Gracias a esto, prolongamos la vida de las células, evitando que envejezcamos. ¡Así que abracemos mucho para estar más jóvenes!

 

Aquí os dejo con los beneficios emocionales y sociales de los abrazos:

  • Mejora tu estado de ánimo: ¿quién después de un abrazo se siente peor que antes de darlo?
  • Aumenta nuestra seguridad y confianza: la generación de oxitocina produce un aumento de confianza y reducción del miedo social.
  • Es uno de los mejores consuelos pare recuperarnos de un estado de tristeza, bloqueo físico o emocional.
  • Cuando no sabemos cómo expresar con palabras, un abrazo puede ser la mejor expresión emocional.
  • Favorece la comunicación afectiva y mejora la relación con los demás conectando con ellos.
  • Facilitando el sentimiento de empatía.
  • Es un chute de ilusión, alegría y buen humor.
  • En situaciones de soledad, un abrazo nos hace sentir acompañados.
  • Generan un sentimiento de agradecimiento.
  • Nuestro niño interior se siente cuidado y valorado.

abrazo abuelo

 

Tipos de abrazos

Abrazos con golpecito en la espalda: suelen ser los abrazos que nos damos los hombres cuando nos saludamos entre amigos o cuando nos felicitamos por algo. Estos abrazos de amigos suelen ser como con carrerilla, a veces con un choque entre pechos a lo que le suele acompañar el gesto estrella de este tipo de abrazo: dos, tres o cuatro palmadas en la espalda de la otra persona. Suelen ser abrazos en los que las cabezas no suelen tocarse ya que o la relación entre esas dos personas puede no ser tan cercana, o simplemente no quieren mostrar ese tipo de cariño al otro.

abrazo choque espalda

Abrazos con movimiento: este abrazo es muy típico cuando hace tiempo que no ves a la otra persona y te hace especial ilusión volver a verle. También los abuelos a sus nietos, los cuáles a veces se sienten “atrapados” por este abrazo. Los niños pequeños cuando abrazan a una mascota suya, a un hermano más pequeño o a sus juguetes favoritos usan la misma técnica. Y la técnica es un movimiento que varía entre lateral según el eje del abrazador (porque el abrazado puede que ya haya perdido su equilibrio) y rotatorio según el abrazador. Suele venir acompañado de frases que comienzan con “ayyyy” y algo del tipo “qué grande, qué mayor, cuánto te quiero, cuánto te he echado de menos”.

abrazo con movimiento

Abrazo con choque de mano: este es un abrazo que he visto especialmente entre extranjeros, especialmente entre americanos o gente de Inglaterra. El mismo suele producirse por dos hombres que antes de darse un abrazo se chocan la mano pero que luego ese choque se convierte en abrazo. Lo curioso de este abrazo es que cuando ese choque se convierte en abrazo, las manos siguen pegadas así que es un abrazo con una mano ya que la otra está con la otra entre los dos pechos. Suele venir acompañado también a veces con una especie de golpe de pecho. Quien vea partidos de baloncesto de la NBA es un saludo muy típico entre jugadores. Podría ser una variación del abrazo tap tap pero añadiendo el choque anteriormente, además los golpes que se dan en la espalda son bastantes menos en este abrazo, suele ser uno o dos máximo.

abrazos con choque de mano

Abrazo protector: es aquel que das cuando tu hijo se acaba de hacer daño con algo y lo recoges del suelo y lo llevas a ti. En estos abrazos de amor, sueles rodearlo bien fuertemente para que el niño sienta que estás tú ahí y que aunque no hayas podido evitar que se haga daño o le hagan daño, ahí estás tú para protegerle. A veces conlleva el apollar su cabeza en tu hombro izquierdo al mismo tiempo que tu mano derecha le protege la parte de atrás de la cabeza. Suele ir acompañado del llanto del abrazado mientras tú intentas calmarle diciendo cosas como “no te preocupes, ya ha pasado, aquí está papá/mamá, ya no duele, ahora lo curamos”, etc. De alguna forma son abrazos que curan, siendo mágicos y necesarios para nuestros hijos.. A nivel emocional a veces incluye una pequeña (o gran) culpa en el abrazador por no haber podido evitar lo ocurrido.

abrazo protector

Autoabrazos: estos abrazos son los que nos damos nosotros mismos. ¿Has probado a abrazarte alguna vez? Si no es así deberías, es una forma de ofrecerte tu cariño a ti mismo de una forma especial, de que tu niño interior se sienta valorado por ti mismo. También es una forma de darte las gracias y de valorar lo que haces cada día por ti. Te invito a que lo pruebes y a que veas lo poderoso que resulta abrazarnos a nosotros mismos.

autoabrazo

Abrazo lateral: es ese abrazo que te das con alguien estando a su lado y normalmente son un solo brazo, este abrazo suele venir dado por una situación en la que la ubicación de los que se abrazan se encuentran en esa postura. O van andando y surge el abrazo, o están delante de un público o viendo algo que está delante de ellos. Suele demostrar amistad o celebración.

abrazo lateral

Abrazo alejado: Es el abrazo que te das cuando te echas hacia adelante y solo pones en contacto la parte superior de tu cuerpo, a veces solo la cabeza. Nuestros pies están bastante alejados a la hora de darlo. Este tipo se suele dar en ocasiones que quizás uno de nosotros no tenía pensado darlo pero al final la otra persona se ha aventurado y es la postura que ha quedado. Es una postura un poco incómoda y vergonzosa ya que no refleja un verdadero acto de afecto. Muchos de estos tipos se dan en abrazos forzados que te obligan a dar o que la situación así lo requiere pero tú no lo sientes realmente.

abrazo distante

Abrazo por la espalda: Cuando coges a alguien por detrás y lo abrazas por la cintura o por el cuello. Este tipo de abrazos está relacionado con un sentimiento de protección y de seguridad. Los padres suelen dar este tipo de abrazos a sus hijos aunque en estos casos el abrazo suele ser por el cuello, si es por la cintura suelen elevar a los abrazados con un significado de diversión o juego. También suele darse entre parejas y suele venir acompañado de un beso en la mejilla, en otros casos con más connotación sexual suele dar paso a caricias y besos más sensuales.

abrazo por la espalda abrazo por la espalda sensual

Abrazos sensuales: Aquí existen diferentes tipos siendo el más identificativo quizás aquél en el que uno de los dos está sentado y el otro de pie pero al mismo nivel (o están los dos sentados) de forma que el que está sentado rodea con sus piernas al otro y “no le deja salir”. Estos abrazos de parejas suelen venir acompañados de alguna muestra más de cariño como besos y caricias. Existen más abrazos con carga sensual o sexual: aquél en el que los dos se abrazan pero sin apoyar sus cabezas en el cuello de la otra persona, en su lugar se quedan mirándose a los ojos. Es muy difícil que este tipo de abrazos no dé paso a algún tipo de beso o caricia.

abrazo sensualabrazos sensuales

Los abrazos especiales: cuando hablo de este tipo abrazos me refiero a esos abrazos en los que se para el tiempo, en los que nos sentimos totalmente seguros, en los que el resto del mundo desaparece y solo estás la persona que te está abrazando y tú. Son abrazos que pueden darnos amigos, hermanos, padres, hijos, novios, abuelos… Son abrazos de amor que nos envuelven, nos relajan y nos calman, podríamos estar en esa posición horas y horas que no pasaría nada porque estamos en calma, estamos a gusto, estamos cómodos, en ese momento somos una sola persona. Seguro que ahora mismo recuerdas perfectamente este tipo de abrazo, la persona con la que lo tienes y lo que te sientes al tenerlos. Suelen ser los mejores abrazos y los que más preferimos.

abrazo especial

 

Cómo dar un buen abrazo

Para dar un buen abrazo la mayoría de las veces surgirá solo, la otra persona te lo pedirá (aunque no tenga que ser directamente, por ejemplo puede estar llorando y que sea esta su manera de pedirlo) o puedes pedirlo tú, tanto si lo quieres dar o si eres tú el que lo necesitas.

Para dar un buen abrazo es necesario que este sea sincero, que queramos darlo, así podremos transmitir todo lo que queremos a la otra persona.

No podemos juzgar a la otra persona mientras damos el abrazo, puede que la razón por la que lo necesita nos parece una chorrada pero no sabemos de qué forma le está afectando, así que cuando vayamos a darlo, despojémonos de todo juicio que tengamos para que nuestra mente esté lo más “limpia” posible.

El punto anterior nos lleva a este que dice “no pienses“, tanto si lo estás dando o recibiendo, intenta no pensar en nada mientras estás dando el abrazo, simplemente céntrate en sentir, déjate llevar y que tu cuerpo responda como necesita, puede que necesite llorar, que necesite reír, o que no necesite hacer nada en especial. Si existen emociones que quieren aparecer, déjalas que salgan y que digan lo que tengan que decir.

Ten todo el tiempo del mundo para dar un buen abrazo, no tengas prisa, ya que no sabes cuánto tiempo va a necesitar la otra persona para sentirse bien. Hay abrazos muy cortos y otros que duran horas… La conexión de los dos y lo que estéis sintiendo en ese momento definirá el tiempo del abrazo.

Agradece siempre, el dar un buen abrazo es algo para muchos íntimo, otros puede que solo lo den a gente específica, así que siempre que te den un buen abrazo, da las gracias.

En este vídeo, Elsa Punset nos habla de la importancia que tenemos como seres humanos del contacto, de las caricias y de las miradas. También incide en la importancia de tener tiempo para demostrar nuestro cariño. Con respecto a dar un buen abrazo Elsa habla sobre pedir permiso en un primer lugar, mirarse y conectar antes de darlo y que tiene que durar 6″.

En este otro vídeo Risto Mejite habla sobre el mundo de los abrazos, los cuales significan esencialmente para él: que no estás solo. Habla sobre compartir algo entre los dos, algo tan intenso que no puede explicarse con palabras, la única forma física conocida que tiene el ser humano de parar el tiempo. Habla sobre lo falto que estamos de ellos en la actualidad.

Los abrazos son la única forma física conocida que tiene el ser humano de parar el tiempo” Risto Mejide

 

¿Qué significan los abrazos?

Esto tiene mucho que ver con los tipos de abrazos que existen, personalmente creo que lo que significa un abrazo depende de diferentes factores:

  • La persona que me da el abrazo: ¿qué significa esa persona para mí? ¿Qué me inspira? ¿Es alguien de mi familia? ¿Es mi hijo? ¿Es alguien con el que estoy enfadado? ¿Con el que acabo de discutir? ¿Con el que acabo de hacer el amor? ¿Es mi jefe? Según la persona que sea y lo que sienta hacia ella el abrazo significará una cosa u otra.
  • La situación que supone el abrazo: si el abrazo supone una despedida significará algo diferente que si estoy reencontrándome con esta persona tras años. Tampoco será igual si ese abrazo lo doy como muestra de cariño a un amigo o como muestra de amor a mi pareja. Existen multitud de ocasiones que definirán cómo quiero dar el abrazo y lo que significará.
  • El entorno: no es lo mismo que el abrazo sea en el aeropuerto, que en una plaza llena de gente, que en casa solos, que con más gente delante. Tanto el lugar donde esté dando el abrazo como si hay otras personas delante podrán influir en cómo doy el abrazo y lo que significa para mí.
  • Las normas culturales o sociales: las diferentes culturas que existen nos limitan en este aspecto, no es lo mismo dar un abrazo a alguien en España, que a alguien en Inglaterra, que a alguien en Corea del Sur. Según las diferentes culturas podremos o no dar el tipo de abrazo que pensamos (y en algunas, puede que “no podamos” ni si quiera abrazar). La sociedad también afecta en este factor, no es lo mismo dar un abrazo a mi profesor de universidad en la universidad, que a ese mismo profesor en un bar, que a un conocido dentro de una iglesia…
  • Mi estado de ánimo: mi estado emocional, lo que estoy sintiendo en ese momento influirá en cómo doy el abrazo y el significado del mismo. Si estoy preocupado por algo, si tengo algo en mente que no me deja centrarme en el aquí y ahora, seguramente no pueda disfrutar del abrazo y en caso de darlo, no pueda orientar todos mis sentidos en transmitir lo que quiero.
  • El tipo de abrazo: aunque yo quiera dar un abrazo intenso, si la otra persona no está por la labor y solo me da un corto abrazo sin ni si quiera contacto, tendrá otro significado que si la otra persona me diera el mismo tipo de abrazo que quisiera dar yo. De la misma forma a veces yo no quiero dar un abrazo tan intenso y la otra persona sí que quiere.

que significan los abrazos

 

¿Por qué no damos abrazos?

La razón principal por la que no damos abrazos suele ser por vergüenza y por tener miedo a qué pensará la otra persona o las personas de alrededor. Dar un abrazo es algo que para algunos es algo muy íntimo y en el cual, tienen que estar las dos partes de acuerdo. El hecho de que una parte quiera pero la otra no, deja una experiencia agridulce y puede que estos momentos incómodos nos hayan hecho elegir por la prudencia cuando dudamos si dar un abrazo o no.

A veces la cultura nos impide dar abrazos, existen países como Corea del Sur o Japón por ejemplo, en los cuales el contacto físico está casi reducido a cero, de ahí que los abrazos sean algo que no se da en esas culturas. Las personas que crecen en estos entornos son más reacios a recibir contacto físico y, aunque a muchos les gusta, no son los que dan el primer paso.

La relación con nuestros padres es un factor que suele haber influido en las personas que no dan besos y abrazos normalmente. Hay gente cuya infancia ha estado rodeada por una frialdad con sus progenitores (o con uno de ellos) que se proyecta conforme estas personas crecen. Por ejemplo los niños que tienen una figura paternal fría y seria que no transmite su cariño con abrazos suelen ser más reacios a dar abrazos a otros hombres. Esto tiene que ver mucho con las creencias limitantes con las que crecemos y que “cogemos” de figuras de autoridad cercanas.

En el caso en el que seamos conscientes de ser reticentes a abrazar pero querer cambiar este aspecto nuestro mi recomendación es que deis pequeños pasos hacia donde queréis llegar. Es decir, cuando sepáis que vais a tener una situación en el que se vayan a dar abrazos y besos, obligaos a callar a vuestra vocecita interior y dar alguno. Tras ello, miraros y tratar de identificar lo que habéis sentido antes, durante y después del abrazo, puede que un diario emocional os ayude con ello. De esta forma, podréis ir viendo los sentimientos que van surgiendo en vosotros e ir gestionándolos la próximas veces.

abrazos necesarios

 

Abrazos gratis

Existe un movimiento que surgió en 2004 por un australiano y que básicamente consiste en una o varias personas que se lanzan a las calles mostrando carteles que dicen “ABRAZOS GRATIS”, estas personas ofrecen a todos los viandantes que quieran un abrazo.

Este movimiento, que surgió en Australia, se ha extendido a lo largo del todo el mundo y reivindica la idea de que vivimos en sociedades muy distantes y frías, con ritmos muy rápidos en los que pocas veces nos paramos a darnos cuenta de lo que nos rodea. Sociedades que les cuesta menos mostrar su cariño en las redes sociales que cara a cara.

Si estás interesado en saber más sobre este movimiento puedes meterte en la web https://www.freehugscampaign.org y a continuación te dejo el primer vídeo que se hizo:

abrazo osos polares

 

Y tú, ¿qué piensas sobre los abrazos? ¿Te gusta darlos a menudo? ¿Qué significan para ti? ¿Cuáles son tus favoritos? Estaré encantado de que compartas en los comentarios de abajo tus ideas y opiniones sobre este tema tan fascinante y que tan feliz nos hace cada día.

Si te ha gustado el artículo, compártelo en tus redes sociales. Sería también una bonita forma de agradecer el trabajo realizado al escribir esta información 😉

[Total:8    Promedio:4.8/5]
Seguir David Gómez:

Titulado Experto en Inteligencia Emocional, Coach Personal y Ejecutivo, y apasionado de la Psicología y de cómo ser más felices cada día.

Dejar una opinión